La maternidad para mí…

La maternidad para mí…  (el proceso desde que nace un hijo hasta que una es consciente de que su vida es otra).

carla_corazon
(el dibujo es de Carla)

Mmm… es un viaje de encuentro con una misma, mirándose en el espejo más grande que existe… y al principio no entendía nada!! hay cosas q no son agradables de ver… y cuanto más me fui dando cuenta, más me gustó conocerme más y más (Paula)

Es un proceso de adaptación complejo, alegre, agobiante, da miedo, estimulante… pero sobretodo emocionante. Y entre todo este barullo de sentimientos encontrados descubrí mi nuevo “yo”, y resulta que me gusta más que el anterior. Esta nueva vida me hace un ser más completo, pues estar en contacto con algo tan puro solo puede hacer bien. (Belén)

Pues yo no me estoy gustando del todo como madre. Me ha costado mucho el cambio y aún no tengo claro si repetiría si pudiera volver atrás. Quizá porque arrastro cosas del pasado y porque mi situación actual es muy complicada. Para mí es agotador. (Marta)

Y llegaste a mi vida y todo se tornó INTENSO, ocupando cada resquicio de mi pensamiento, emociones, tiempo… Me despedí de mi individualidad, que también era preciosa, para abrirme a esta aventura amorosa y agotadora, de crecimiento, aprendizaje, generosidad, sorpresa y agradecimiento a la vida, junto a ti, hij@ (Cristina)

A mí la maternidad me cambió la vida, me acercó a la naturaleza humana, he aprendido mucho, también ha sido duro a veces. No lo cambio por nada, aunque también hay días que me siento desbordada por completo. Un abrazo a todas.(Ainhoa)

Una montaña rusa de sensaciones y sentimientos! Lo más agotador que he experimentado y a la vez lo más dulce y satisfactorio. La mejor decisión de mi vida y a la vez la más dura. Pero sobre todo amor en su máxima expresión. (Christel)

Yo aún soy incapaz de simplificar en una frase tanta grandeza! Es como si me asomara a una vida ajena! No es la mía! Y al tiempo soy yo misma! Un proceso arrollador en constante evolución! Impredecible! Perturbador  y magnífico! (Carol)

Un espejo a solo unos centímetros de ti, que te desnuda por completo, que te enfrenta a tus fantasmas, que te empuja a querer ser la mejor versión de ti mismo que te enseña a amar de forma incondicional. Que te redefine y te muestra los senderos más oscuros y luminosos de la vida. (Fanny)

Para mí sería algo como: Descubrir otra forma de amar. La única, la verdadera, la primitiva. (Irene)

Para mí ha sido el contacto con la parte más divina del ser humano. Fue muy duro al principio encontrarme con algo tan divino, me hizo sentir tan pequeña, tan indigna de poder acompañarla, que realmente me hundió y me costó encontrar esa semilla divina en mí que sí podía acompañar la grandeza que sostenía entre mis brazos. Y cada día ella alimenta esa semilla y me hace sentir más conectada con el ahora, con lo divino, con la vida y con la ausencia de miedo. La miro y siento que todo está bien como está: el dolor, la muerte, la alegría, el disfrute, el sacrificio, la entrega… Me ha traído al ahora arrastrándome de los pelos, siendo una pizquita de cachorro, y ha vuelto mi mundo del revés, de una manera maravillosa digna de una diosa. La siento tan grande entre mis brazos que me hace ser capaz de abrazar el mundo entero. (Carolina)

Yo ronroneo: me siento como un gato recién comido y durmiendo al sol. (Freeist)

Por otro lado, me gustaría decir algo sobre todo por si hay madres que no están viviendo esta experiencia de manera tan “happy”e incluso algunas lo estarán pasando mal. Y es que esa parte dura, difícil, desesperante también existe y creo que el no decirlo tan abiertamente como lo hacemos de la parte buena no hace sino cargarnos de la presión por perseguir ese estado ideal de anuncio radiantes de felicidad y sentirnos muy frustradas si no lo conseguimos. Es por esto que quiero añadir que también está siendo tremendamente agotador. Que al nacer mi segundo hijo lo malo se multiplicó por 10. El cansancio se convirtió en puro agotamiento, la paciencia fue mermando, el estrés creciendo, los días con ansiedad complicándolo todo, los pelos sin teñir, el bigote como una gamba, el desorden en la casa, del sexo (la ausencia de) ya ni hablamos… las noches pensando con sarcasmo que quizá morir no sería tan malo en ese momento, así al menos descansarías… las discusiones con el padre a las 4 de la mañana cargadas de reproches y alimentadas por el monstruo del sueño… Y la culpa… la maldita culpa que parece ir implícita con la maternidad… el no poder quejarte por si te tachan de mala madre… Y aún con todo, no cambio ni un segundo de mi vida con ellos pero tengo derecho a quejarme 😅 Ánimo a todas!!! Sois geniales. Lo estáis haciendo bien!!!  (Irene)

Totalmente de acuerdo. Cada una vivimos ese horror a nuestra manera con conflictos en diferentes áreas, pareja, autocrítica, depresión, ganas de dejarlo todo, incluso puede que rechazo a la nueva vida que te pone todo patas arriba… pero creo que lo que hay que tener en mente, y solo con el tiempo te das cuenta, es que TODO en esta vida pasa, hasta la depresión postparto, hasta el agotamiento, y quizá debemos darnos menos importancia y tomar nuestros pensamientos como eso, solo pensamientos. La mente nos juega malas pasadas pero no debemos alimentarla. Hemos de dar un paso atrás, cuando se puede, o dejarse guiar, confiando, aceptando, abriéndonos. Lo digo desde mi experiencia, con un inicio muy muy oscuro, en el que he tenido la suerte de que  mucha gente me haya ayudado, una de ellas en este grupo.  (Carolina)

Muchísimas gracias a todas por vuestra aportación. Y por este grupo. Es fantástico el apoyo que encontré aquí. Yo fui la primera de mis amigos en tener hijos pasé de hacer mis días de ocio, talleres, teatros y a estar entre pinceles y gente, a verme encerrada en una casa sin nadie cercano que hubiera vivido esto para compartir.  Vi que no podía lavarme el pelo y a veces ni ir al servicio, dejé de atender mis necesidades básicas por atender las de mi bebé. La frustración en ocasiones se apoderó de mí. Me sentí tan sola que buscaba hasta viaje de ida sin vuelta a costa Rica total para estar sola, pensaba nos vamos las dos allí. Pero gracias a la vida me quedé😂 y a los 7 meses comencé a sumergirme en la locura sana de la maternidad. Ahora con dos pequeños de 2 años y 5 meses me he conocido. Sé quien soy y qué quiero. Son mi psicólogo del día a día. Con ellos cada vez tengo más herramientas y más trabajo personal para ser la mejor versión de mí misma. Me enseñan a sentir y amar cada segundo de la vida. Creciendo junto a la nueva faceta de mi pareja y agradezco cada día lo afortunada que soy.  Es lo mejor que he hecho en la vida.  Otra vez gracias chicas sois estupendas. (Laura)

Totalmente de acuerdo es solo que decidí poner lo positivo pero vamos q suscribo todo lo demás también, no todo es ronroneo  (Freeist)

No hay lo bueno sin lo malo. El positivo y happy siempre va de la mano con lo negativo y sad. Yo trasbordo de amor y felicidad cuando la veo sonreír y crecer. A la vez, hay días y momentos que yo deseo que no estuviera, o que volviera a la barriga (aunque esto implicaría tener que parirla otra vez). Así podría cuidarme, salir por ahí libremente, al monte, al súper… Ligera y rápida, sin tener que cargar todo (ella incluida) o estar negociando un par de minutos para algo que necesito o deseo. Sin embargo, cuando estoy sin ella por un momento, ya la echo de menos  (Silvia)

Chicas os leo y me identifico en muchas de las cosas que habéis ido diciendo, yo ahora, con dos chicos de 6 y 8 años os puedo decir que miro atrás y me doy cuenta de lo que ha merecido la pena estar a su lado mientras crecían y se hacían personitas, echo mucho de menos momentos de atrás que ya no volverán e intento con mi niña de 7 meses disfrutar el día a día al 1000 por cien, son las 3 cositas más importantes que he hecho en mi vida y me llena de orgullo decir que ante todo soy mama, con lo bueno y con lo malo, lo positivo y lo negativo, pero soy quien soy ahora gracias a ellos. Mucho amor mujeres, eso somos. Agradecida de poder compartir en este grupo (Nadia)

Para mí ser madre es lo más importante que he hecho en la vida y de lo que más orgullosa me siento. Con todo lo bueno y todo lo malo, he aprendido muchísimo, y he acabado pensando que las madres tenemos superpoderes… A mis dos soles grandes ya les veo mayores, y veo que queda lejos aquel tiempo de agobio, de mil despertares, de vivir en una gymkana continua. Y veo con nostalgia que ya no les porteo, que ya se duchan y se visten solos, que de tantas cosas ya hemos vivido nuestra última vez… Y me da pena y a la vez les miro y se me empañan los ojos cada día de la emoción y de alegría.  Tanto, que aquí vamos con el tercero. Y aquí andamos de nuevo en la gymkana y el no dormir, pero disfrutándolo sabiendo que esta vez también pasará rápido, y ya será la última… (María)

Ante todo gracias, cuanto ayuda leer a las mujeres q de forma honesta compartís vuestra experiencia.  Vibro con casi todo lo que he leído, por añadir lo mío digo: Para mí lo más impactante es como el foco de atención pasa deliberadamente a otro (mi hijo) cuando antes era hacia mí, y la capacidad de amar como se ama a un hijo es algo que rompe todos mis esquemas egoicos del pasado, sanan mi herida de la infancia y me hace invencible en el presente  y todo esto es lo más maravilloso, potente e infernal q me ha pasado en la vida, y me hace profundamente feliz! Deberíamos reunirnos todas estas frases honestas, iluminaría la conciencia de quien las lea y desharía idealizaciones enfermizas q hacen tanto daño en el postparto, orgullosa de formar parte de este grupo❤❤❤❤ (Violeta)

No sé si lo tengo o lo sueño, esta frase de mi abuela resume a la perfección mi sentir respecto a la maternidad. Me cuesta mucho escribir sobre mi experiencia como madre, me conecta con una emoción tan profunda que las lágrimas brotan sin parar… Llevo 8 años embarcada en esta aventura, este amor tan puro ha arrasado con todo, me ha sacudido, me ha dado la vuelta, me ha hecho conocer una Cristina valiente, a la vez llena de miedo, cerca de mis cachorros me siento como una loba, llena de instinto, capaz de todo por ellos. Lo más grande, lo más difícil, lo más brutal. A veces siento plenitud, otras miedo y claustrofobia.  Mil gracias por compartir estas emociones tan profundas, gracias mujeres por estar ahí siempre. (Cristina)

Gracias tribu por estas palabras, por estar ahí!! Yo no encuentro maneras de expresarlo, son todo emociones, sentimientos, sensaciones… un renacer, un morir, un sinvivir un quereeeer viviiir !!!!! Y siiiií mucho Amor, puro Amor, también desaliento. Es un viaje mochilero q me invita a vivir cada día la mejor experiencia!!!  (María)

Gracias a todas y gracias por la propuesta de este compartir y abrirse, tan sincero… me reconozco en muchos sentimientos que expresáis!  Para mí, es difícil definir brevemente esta aventura, aún empiezo a ser consciente del cambio a nivel profundo que conlleva, pero sin duda intuyo que me está dando la vuelta como a un calcetín, eres el mismo calcetín pero no de la misma manera!! Profundamente agradecida a esta experiencia de vida que te hace empaparte de  lo que de verdad importa… amor, aceptación (que no resignación) a lo que es, a lo que viene… y abrazarlo abrazarlo desde el Ser! Gracias mujeres! (Sira)

Yo comparto los sentimientos que describís. Hace poco que se me encendió la bombilla y me dí cuenta, después de 13 meses que mi vida ha cambiado totalmente! Pero está siendo un viaje muy bonito y sobre todo enriquecedor. (Natalia)

Qué valientes!  Qué bonito ver que hay tanto en común, en vivencias de todo tipo. Como si todo lo lleváramos dentro. Yo comparto esta sensación: mientras Lola va despertando sus sentidos a este mundo yo voy aterrizando con más profundidad en la VIDA REAL. No hay mito que sobreviva a la vivencia tan brutal que es maternar así, desde sus necesidades. Aún me siento en período de adaptación en casi todo, aunque ya tiene 8 meses. Cada logro de ella pone en evidencia mi ser primeriza y me pregunto si me dará tiempo a crecer a su altura. Me suena bonito que en unos meses pueda volverme y ver en qué realmente me está transformando la maternidad. Y qué fuerte es ir dándome cuenta de que sí, soy su madre. Que esto es para siempre. Y de que cuando sea una adolescente también me odiará.  Qué agradecida estoy a esta red, no damos puntada sin hilo! EA, seguimos con la revolución! (Alicia)

Queridas mujeres, esta red es como una orquesta llena de solidaridad en la que cada una da su mejor sonido. Para mí ser madre es una alegría enorme paralela a mucho dolor. El dolor se pasa, la alegría se queda. Una forma de madurar sí o sí. Miro atrás y no cambiaría nada, mi baja por maternidad fueron unas verdaderas vacaciones. Con mis padres se terminó casi la relación, como saldo negativo también hay que decirlo. Lo más duro es el maltrato entre generaciones. No bautizar al nieto fue la guinda. Seguir dando teta, un motivo de burla. Lo mejor es que yo sigo firme en lo que hago porque nadie más que yo es la madre, y me siento como un animal que alimenta y cuida pase lo que pase. Gracias por escuchar. La vida es una broma demasiado breve como para tomarla tan en serio como hacen los abuelos y abuelas que me han tocado… (Pilar)

Buenos días! Para mí la maternidad  es como ser un equilibrista cruzando un acantilado con un hijo en cada brazo, cada paso es un logro maravilloso, a veces parece que nunca se cruzará el acantilado, pero la intuición  dice que  juntos lo lograremos… Respecto a los abuelos,  en mi caso la relación  se fue suavizando cuando vieron que  no pasa nada por criar a los hijos como uno sienta que es, no como la sociedad dicta que  sea. Al principio dar la teta, portear o colechar era algo como de extraterrestres, ahora lo ven naturalmente. Yo no quería  vivir en discordia con ellos y creo que  todos nos dimos cuenta que  había que  buscar cosas que  nos unen más que cosas que  nos desunen. (Laura)

Gracias a todas por vuestras palabras es un consuelo y un agradecer escuchar tantas voces diferentes pero todas para el mismo fin. Recién llego, no os conozco pero pertenecer a este chat me reconforta y ayuda mi día a día como madre y mujer. Con respecto a la maternidad, para mí, es como un viaje a las profundidades del mar. Al principio te asusta la oscuridad y densidad de lo que te imaginas que hay abajo y, mientras bajas, te encuentras con la belleza y el asombro que te ofrece la vida, y como en Todo,  con toda su luz y toda oscuridad. Que hermoso viaje y cuanto que aprender de una y de ese ser tan puro que es inmenso, como el mar. (Vicenta)

Hola, madres de la tierra!!  Estoy encantada de leeros, emocionada de sentir cada palabra & emoción de este viaje maravilloso que es la maternidad, que aúna el todo en cada instante y que cobija el calor del fuego en nuestros corazones sintientes. En este viaje llenito de aventuras peculiares, estoy aprendiendo cada día de todo un poco, como superar en algunos momentos situaciones delicadas, por ejemplo el cansancio,  madre mía que fuerza sostenible y audaz somos capaces de crear… y por unos instantes cierro los ojos, inspiro,  retengo ese aliento de vida y lo dejo salir… renovando el impulso vital… de fondo suena una melodía… un canto… uno de los cuales nos une, nos acompaña y nos libera. Me encanta ser madre, hija, amiga, amante, entre otros reflejos de la vida.  Gracias por estar ahí. Esas lágrimas dulces y a la vez risueñas os abrazan y animan a bailar la vidaaa, a sonreírla (Marialuisa)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s